Rescatando a un Anti-Héroe - por Linda Morales Caballero

luis.jpgLuis Bandolero Luis Walter Ventosilla Paloma Ediciones En Luis Bandolero Luis, el dramaturgo, cuentista, novelista y artista plástico peruano, Walter Ventosilla narra una historia propia de la literatura romántica, extraída de la tradición oral de las serranías de Perú, con rasgos costumbristas y basada en la vida real.

El personaje principal como el título del libro lo manifiesta se llamó Luis, nombre completo: Telmo Luis Pardo Novoa dicen mis fuentes, pero pasó a la historia como Luis Pardo, un héroe, anti-héroe convertido en leyenda. Nacido en Chiquián, provincia de Bolognesi en el Departamento de Ancash al norte de Lima, el 19 de agosto de 1874 y muriendo el 9 de enero de 1909, a los 34 años de edad.

Luis Pardo es el Zorro, o si se quiere el Robin Hood de Chiquián en la serranía peruana sobre quien han escrito poemas, himnos, canciones, dramas y semblanzas escritores como José Diez Canseco, Alberto Ramírez y Oscar Colchado Lucio.

Ventosilla, en esta época sin héroes reales rescata a Luis Pardo como a una figura de carne y hueso que se sublevó ante al abuso de los terratenientes de su época y quien, a pesar de ser uno de ellos, optó por la justicia comezando por casa, dando así un ejemplo a seguir en contra del abuso de los gamonales para con los peones.

En ese sentido la novela trata un tema actual, tanto en materia de justicia social como en la importancia de volver la mirada hacia las raíces y cultivar a personajes históricos, por lo tanto imperfectos y vulnerables, hombres que se sublevaron ayudando con su vida y sus actos a denunciar el abuso a los más desposeídos, y a la vez legando con su muerte la consumación de una historia que no debía repetirse.

El aspecto humano del personaje aparece en sus debilidades de hombre: mujeriego (medio misógino) y bebedor, las que no son disimuladas, por el contrario, incomodan y ocasionan al protagonista una tragedia irremediable de la que extraer una lección, para que al final quede la leyenda de un hombre imperfecto que intentó hacer algo bien.

La narración de la historia va en dos tiempos, uno en el presente y el otro retrospectivo. La cuentan dos personajes: uno que vivió al lado del bandolero los momentos más importantes de su vida, hombre de la sierra que se expresa con el lenguaje propio de su calidad de peón, y quién se la cuenta al misterioso alter ego del narrador, cuya identidad (aunque quizás sospechada en algún punto de la narración ) se descubrirá totalmente al final de la novela para rematar el desenlace.

Así como los medios y los juegos de video venden, especialmente a las generaciones actuales, héroes ficticios, Ventosilla encuentra a través de este trabajo el modo de reavivar la memoria perdida en una sociedad de globalizado consumo dónde las nuevas generaciones aprenden sobre héroes virtuales con capacidades sobre humanas; esta novela, por el contrario, trae al presente un mundo real en un espacio y tiempos aún vigentes en la historia.

Walter Ventosilla con su novela Luis bandolero Luis rescata a un personaje a través del cual los lectores de esta generación, o sea los jóvenes en particular, dentro y fuera de Latinoamérica, pueden conocer a un héroe de carne y hueso, y no sólo consumir a los “bandoleros” “justicieros” que Hollywood inventa y hace famosos para vendernos una realidad ficticia.

Chavisa WoodsTribes