El Nobel de Mario Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa y Linda Morales Foto: Cortesía Elizabeth Matamoros

El Nobel de Mario Vargas Llosa

Por Linda Morales Caballero

Mario Vargas Llosa gana el Nobel de Literatura 2010, es una de las grandes noticias de los últimos días, tan sólo rivalizada por el drama humano de los 33 mineros atrapados en la mina San José en el desierto de Atacama en Chile. Fue apenas unos días atrás cuando, como latinoamericanos o españoles, nos alegramos de que el autor, tantas veces galardonado con innumerables reconocimientos a nivel mundial y múltiples veces nominado al Nobel, al fin lo alcanzara, siendo éste el sexto para Latinoamérica, en esta categoría, y el primero para Perú.

Se dice que Vargas Llosa ya no quería ni escuchar hablar del tema, es de imaginarse que no se pueda vivir y menos aún seguir escribiendo en paz con semejante ansiedad durante casi 20 años. También se sabe que creyó estar siendo víctima de una broma de mal gusto al recibir la llamada de la Academia Sueca ya que a diferencia de otros años, supuestamente, no estaba en la lista de nominados. No ha de ser fácil asimilar un Premio Nobel especialmente cuando ya no se lo espera, por lo menos de manera consciente y tras haber hecho declaraciones a la prensa en las que decía considerar que su perfil político no era el de los ganadores del Nobel. Sin embargo, según la Academia Sueca, ha recibido el Premio Nobel de Literatura “por su cartografía de las estructuras del poder y sus incisivas imágenes de la resistencia individual, la revuelta y la derrota del individuo”.

Las razones de la Academia Sueca posiblemente logren que el público lea su conducta más acorde a su definición de sí mismo en la actualidad. En el pasado expresó posturas que le ganaron enemistades y muchos le han acusado de haberse cambiado de bando, ya que en su juventud simpatizó con la izquierda para luego ser considerado de ultra derecha. Él se ubica como un liberal demócrata.

Su primer vínculo cercano a la política fue en el año 1980 al ser nombrado por el entonces presidente de la Nación Arquitecto Fernando Belaúnde Terry, como presidente de la Comisión Investigadora del caso Uchuraccay para intentar aclarar el asesinato de 8 periodistas en Ayacucho, Perú. Caso que, se puede decir, nunca fue resuelto.

Años más tarde Vargas Llosa, entrará de lleno en la política cuando en 1987 hará frente al intento, del entonces, también, presidente de Perú, Alán García Pérez, de nacionalizar la banca. Ese mismo año nacería el Movimiento Libertad fundado por él, Miguel Vega Alvear y Miguel Cruchaga.

En el año 1990 será candidato presidencial por FREDEMO (Frente Democrático) partido en el que se unieron el Movimiento Libertad, Acción Popular y el Partido Popular Cristiano, contienda que, a pesar de todo, perdió frente al candidato independiente, Ingeniero Alberto Fujimori del partido Cambio 90. Desde ese momento se mudará fuera de Perú y solicitará la ciudadanía española. Irónicamente será durante la presidencia del ex presidente Fujimori que se aprobará la doble ciudadanía que permite a cualquier ciudadano peruano conservar su nacionalidad a menos que expresamente renuncie a ésta.

Desde entonces, y más que nunca, Vargas Llosa hará hincapié en los temas políticos, tanto en Perú como alrededor del mundo; dedicando algunos de sus trabajos novelísticos, como “La fiesta del Chivo”, y muchísimos de sus artículos periodísticos a la crítica de los regímenes totalitarios. A través de sus trabajos, especialmente periodísticos, y en múltiples entrevistas indagará y denunciará lo que considera injusto o fuera de su postura ideológica, la cual no siempre coincide con la visión de ultra derecha.

Es indiscutible la gran labor de Vargas Llosa como escritor, la calidad y dedicación a su trabajo literario, la impecable estructura de sus obras. Creo que ha sido una suerte que Vargas Llosa continuara siendo más literato que político y el Premio Nobel quizás lo confirma. Su postura, sus opiniones son tal vez mucho más respetadas justamente porque no vienen de un político en acción del poder sino de un observador que pone el dedo en las llagas que él desea atacar.

No hay que olvidar que Mario Vargas Llosa ha sido galardonado con una lista casi interminable de premios a lo largo de su carrera de escritor, la que comenzó oficialmente en el año 1962 con su primera novela, La ciudad y los perros. Entre los muchos premios podemos destacar:

Premio Biblioteca Breve 1963, de Seix Barral y Premio de la Crítica Española 1964 ambos por La ciudad y los perros, su primera novela.

Premio de la Crítica Española 1966, por su novela La casa Verde.

Premio Nacional de Novela (Perú) 1966 y Premio Rómulo Gallegos 1967 (Venezuela) Ambos por La casa verde.

Premio Illa del Instituto Ítalo Americano de Roma 1982 por La tía julia y el escribidor

Premio Paris Ritz Hemingway (Francia) por La guerra del fin del mundo.

Premio Príncipe de Asturias de las letras 1986 (España)

Premio T.S. Elliot del Ingersoll Foundation de The Rockford Institute 1989 (USA)

Premio Planeta 1993 (España)

Premio Miguel de Cervantes 1994 (España)

Premio Jerusalén 1995 (Israel)

I Premio Libro del Año del Gremio de libreros de Madrid por su novela La fiesta del Chivo 2001 (España)

Premio Nabokov, PEN 2002 (New York)

II Premio Bartolomé  March, La verdad de las mentiras (Alfaguara) como el mejor libro de crítica literaria del año. 2002 (Barcelona, España).

Premio Ateneo Americano, del X Aniversario de Casa América 2002. (Madrid, España).

Premio Grinzane Cavour, Premio Internacional “Una Vida para la Literatura”  2004. (Turín, Italia)

Premio Maria Moors Cabot 2006 otorgado por la Universidad de Columbia (Nueva York, USA)

Premio Referente de la humanidad por la Fundación Internacional de Jóvenes Líderes 2010 (Buenos Aires, Argentina).

Premio Nobel de Literatura por la Academia Sueca 2010 (Suecia, Estocolmo).

La lista de Doctorados Honoris Causa, las medallas de reconocimiento a su labor en muchos países especialmente latinoamericanos y europeos, y las condecoraciones son innumerables, también fue nombrado Miembro de Número de la Academia Peruana de la Lengua en 1975, quienes lo propusieron para el Nobel el año pasado, y Miembro de la Real Academia Española desde 1996.

Mario Vargas Llosa es ya parte de los inmortales de la literatura, lo ha sido desde antes del Nobel, pero el galardón es, innegablemente, un reconocimiento que lo confirma.

De paso, es muy grato poder decir que también los 33 mineros chilenos que ocuparon la atención de los medios a nivel mundial por estos días hoy festejan haber sido rescatados vivos. Ojalá se den más a menudo buenas noticias como éstas para celebrar con los inmortales de todos los niveles la alegría de compartir las buenas nuevas de la Historia.

Por si desean revisar la extensa producción literaria de Vargas Llosa, ésta es la lista del Instituto Cervantes con sus obras en orden cronológico:

Narrativa

1959.- “Los jefes”

1963.- “La ciudad y los perros”

1966.- “La casa verde”

1967.- “Los cachorros”

1969.- “Conversación en la catedral”

1971.- “Día domingo”

1973.- “Pantaleón y las visitadoras”

1977.- “La tía Julia y el escribidor”

1981.- “La guerra del fin del mundo”

1984.- “Historia de Mayta”

1986.- “¿Quién mató a Palomino Molero?”

1987.- “El hablador”

1988.- “Elogio de la madrastra”

1993.- “Lituma en los Andes”

1997.-“Los cuadernos de don Rigoberto”

2000.- “La fiesta del Chivo”

2003.- “El paraíso en la otra esquina”

2006.- “Travesuras de una niña mala”

Ensayo

1958.- “Bases para una interpretación de Rubén Darío”

1969.- “Carta de batalla por Tirant lo Blanc”

1971.- “García Márquez: historia de un deicidio”

1971.- “Historia secreta de una novela”

1975.- “La orgía perpetua: Flaubert y Madame Bovary”

1981.- “Entre Sartre y Camus”

1983.- “Contra viento y marea”

1984.- “Botero: la suntuosa abundancia”

1990.- “La verdad de las mentiras”

1991.- “A writer´s reality” 

1992.- “George Grosz: un hombre triste y feroz”

1993.- “El pez en el agua”

1994.- “Desafíos a la libertad”

1996.- “La utopía arcaica: José María Arguedas y las ficciones del indigenismo”

1996.- “Making Waves”

1997.- “Cartas a un joven novelista”

2000.- “Nationalismus als neue Bedrohung”

2001.- “El lenguaje de la pasión”

2003.- “Diario de Irak”

2005.- “La tentación de lo imposible”

2005.- “Dictionnaire amoureux de l'Amérique latine”

2006.- “Israel-Palestina. Paz o Guerra Santa” 

Teatro

1983.- “Kathie y el hipopótamo”

1983.- “La señorita de Tacna”

1990.- “La Chunga”

1993.- “El loco de los balcones”

2000.- “Ojos bonitos, cuadros feos”

2006.- “Obra reunida”

Linda Morales Caballero es escritora, periodista, crítica literaria y profesora. 

Steve CannonTribes